La lesión de Neymar deja en vilo al PSG a ocho días del Real Madrid

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Una torcedura en el tobillo derecho del futbolista más caro del mundo, el brasileño Neymar, ha dejado en vilo al París Saint-Germain (PSG) en el momento más inoportuno: aún no sabe si en ocho días podrá contar con su estrella en el crucial duelo de la Liga de Campeones ante el Real Madrid.

Inquietud y pesimismo resumen hoy el sentir de los jugadores e hinchas parisinos, por mucho que el entrenador del PSG, el español Unai Emery, se esforzase anoche en ser optimista respecto a la participación de su jugador más determinante (29 goles y 17 asistencias en 29 encuentros en todas las competiciones).



Desde que Neymar fuese retirado en camilla tras pisar mal en una acción con el defensor Bouna Sarr en el minuto 77 del clásico de anoche, cuando el PSG ya ganaba 3-0 al Marsella, se instaló la desazón y la incredulidad en el Parque de los Príncipes, donde en ocho días el PSG tiene que remontar un 3-1 ante el vigente campeón europeo si quiere acceder a los cuartos de la Champions.

Desde la tribuna, las cámaras enfocaron el gesto de pánico del presidente del club, el qatarí Nasser Al-Khelaïfi, quien invirtió 222 millones de euros (unos 273 millones de dólares) en Neymar con la meta de levantar la Liga de Campeones, mientras que Emery reaccionó con una mueca de desagrado desde el banquillo.
El alcance del daño es todavía una incógnita. Contactadas por EFE, fuentes del club no detallaron de qué se trata la lesión del jugador, que esta jornada pasará nuevas pruebas.

Más pesimista que Emery se mostró el capitán del equipo, el brasileño Thiago Silva, quien barruntó que su compatriota será baja este miércoles en el partido de Copa de Francia ante el Marsella, el mismo rival de anoche. También se da por hecho que «Ney» faltará al choque liguero del sábado ante el Troyes.

De acuerdo con la radio «RMC Sport», Neymar, acompañado por el director deportivo adjunto, el exfutbolista Maxwell, realizó las primeras pruebas anoche en el hospital estadounidense de Neuilly y en ellas no se detectó ninguna fractura ni una torcedura grave.

El internacional brasileño escogió la red social «Instagram» para colgar, a primera hora de la mañana, una foto de su tobillo derecho con un aparatoso vendaje apuntalado por dos tablillas inmovilizadoras. La imagen iba acompañada por un «por hoy terminamos» y por tres emoticonos que denotan cansancio y alivio.

«Ney», que abandonó el Parque de los Príncipes con muletas, puede afrontar una baja de entre siete a 10 días, en el caso de una torcedura benigna, y de hasta tres semanas si es más grave, según declaró a «L’Équipe» el antiguo médico de la selección francesa, Alain Simón.

Si Neymar finalmente no alinea ante el Real Madrid, su relevo natural sería el argentino Ángel Di María, considerado el mejor jugador del PSG en estos dos primeros meses del año.

Andes/Ec

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO