16 personas muertas por el terremoto de 7,6 que sacudió Papúa Nueva Guinea

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

(CNN) – El domingo 11 de septiembre un terremoto de 7,6 sacudió Papúa Nueva Guinea, provocando deslizamientos de tierra, agrietando carreteras y dañando edificios.

La Cruz Roja ha confirmado la muerte de al menos 16 personas, según la Cruz Roja, y se espera que el número de muertos aumente drásticamente a medida que llegan informes de pueblos afectados por los deslizamientos de tierra. Ha habido daños generalizados, con caminos de concreto destruidos y puentes rotos.

El terremoto se produjo a una profundidad de 90 kilómetros (aproximadamente 56 millas) cerca de Kainantu, una ciudad con una población de aproximadamente 8.500 personas, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Alerta de Tsunami de EE.UU. informó que no había amenaza de olas de tsunami. Horas antes había dicho que era posible que se produjeran peligrosas olas de tsunami en un radio de 1.000 kilómetros (unas 621 millas) a lo largo de las costas de Papúa Nueva Guinea e Indonesia.

DEVASTACIÓN. Destrucción es el panorama en Papúa Nueva Guinea

Un terremoto de tamaño similar que azotó las tierras altas remotas del país en 2018 mató a más de 60 personas e hirió a 500, destruyó casas, causó deslizamientos de tierra y dañó una importante planta de gas.

Papúa Nueva Guinea es vulnerable a los terremotos porque se encuentra a lo largo del «Anillo de Fuego» en el Océano Pacífico, donde las placas tectónicas móviles se empujan entre sí y provocan temblores.

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO