Asambleísta de Los Ríos dice que ya es hora de hablar de manera frontal para detener la delincuencia

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUITO. “Invito a los asambleísta a ya no hablar de mesas de seguridad, de planes integrales. Hablemos de grupos de limpieza, de darles armas a los policías, de tácticas militares de ejecución, de aniquilación. Aniquilemos a la delincuencia porque ellos nos están aniquilando a nosotros”.

Este fue el pedido que hizo el asambleísta riosense, Eduardo Mendoza Hurtado, durante la   Sesión 802 del Pleno de la Asamblea Nacional de 11 de octubre de 2022.

Mendoza, haciendo alusión a la intervención del asambleísta Narváez, le recordó que el país ya está cansado de escuchar hablar de mesas de seguridad, calificó a esas reuniones como pérdida de tiempo.

Molestia por expresión de exministro

El legislador recordó que el exministro del Interior, Patricio Carrillo, durante una reunión en Los Ríos habló de dignificar al delincuente que, a pesar de ser alguien que amedrenta la sociedad, es una vida.

La expresión vertida por Carrillo, la catalogó como una ridiculez; y se refirió al funcionario como una persona tibia, insegura, sin fundamento, sin noción básica de la vida y la seguridad.

“Ya dejémonos de tibieza, por favor, estamos en un país con un crecimiento desde el año 2019 con un 300% a nivel de delincuencia, solo en lo que va de la mitad del año ya hemos doblado en la mitad de las muertes violentas ocurridas en el año 2021, y qué seguimos  esperando, se pregunta…Y qué seguimos esperando? que venga un ministro a hablar dos o tres horas a decirnos pavadas, tont… y pen…, cuando el país sigue igual?”, refirió.

Mendoza cuestionó las razones por las que no vuelven los grupos de limpieza, y que ya es hora de comenzar a hablar de manera dura, ruda, de manera frontal.

Mencionó que hace unos años atrás existió el GAO, de búsqueda y limpieza, en aquel tiempo no pasaba absolutamente nada, precisó.

 

Cuestiona al gobierno

También cuestionó duramente al gobierno: “Qué piensa el gobierno que esto es un juego de cartas, que sale uno de un lugar, entra otro; sale de un ministerio y entra a una secretaría, y de una secretaría lo sacan y entra a un ministerio.

Y se preguntó: ¿Acaso el Ecuador merece seguir siendo manejado de esa manera?, ¿Acaso nosotros vamos a ser tolerantes, cuando vemos que un gobierno no tiene ni noción, ni norte, ni brújula ni dirección de lo que es algo tan básico como el derecho inherente a todos los seres humanos que es la vida y la seguridad ciudadana?

Y expresó su desazón por seguir asistiendo a escuchar tanta letra muerta y calificó de tibio, cobarde al anterior ministro del interior.

 

- Advertisment -

LO ÚLTIMO