Con sueños y esperanzas, decenas de jóvenes se acuartelaron para el servicio militar

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. –No importó el intenso sol de esa mañana, ni las largas filas, decenas de jóvenes, junto con sus familiares, llegaron hasta el Grupo de Fuerzas Especiales (GFE) #26 Cenepa, acantonado en Quevedo, para acuartelarse y pertenecer al servicio militar.

Llegaron desde diferentes localidades: La Maná, Esmeraldas, Manabí, Santo Domingo…. Y esperaron horas y horas para poder ingresar al cuartel a fin de que se le realicen los exámenes físicos, psicológicos y médicos.

Elvis Masapanta llegó desde La Maná acompañado de su madre y su novia. Llevaba una inmensa maleta negra con sus pertenencias en caso de ser seleccionado. 

Contó que desde muy pequeño le gustó ser militar motivado por un tío. “Realmente amo esta carrera, a los chicos decirles que si les gusta no pierdan la oportunidad”, manifestó. 

Los jóvenes no sólo tenían que esperar, también estaban sus familiares, cansados por el largo viaje, algunos aguardaban con las maletas ansiosos de obtener una respuesta. 

Así se encontraba Elena Cevallos, quien tenía a su nieto en la fila, pese haber llegado un día antes a las 18h00 desde Santo Domingo. Estaba sentaba sobre un cajón de madera que contenía todas las pertenencias de su nieto. (i)

 

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO