Dueños de fincas bananeras no tienen como pagar la multa de $ 600 por hectárea, para ser legales

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El sector bananero también enfrenta una crisis que es la competencia del informal, tanto de los grandes, medianos y pequeños productores. Este mes, el Ministerio de Agricultura empezó con la legalización de fincas que tienen sembríos y comercializan la fruta sin ningún registro.

El presidente de la Federación Nacional de Productores Bananeros del Ecuador, Franklin Torres, menciona dos problemáticas para este proceso:

La primera es que existen pequeños y medianos productores informales en sectores como Simón Bolívar, Roberto Garaicoa, San Juan, Vinces, La Maná y El Oro, que debido a la crisis, no pueden pagar la multa de 600 dólares por cada hectárea de banano.

Según Torres, esta medida es una traba y dificulta la legalización de las fincas bananeras para este grupo pequeño. “Estaríamos hablando de unos 1.000 a 1.200 productores que generalmente tienen una a tres hectáreas, que realmente no tienen la convicción de asociarse, de sacar su registro, por las trabas como las que tenemos, porque si tiene que pagar 600 dólares por hectárea, y son cinco hectáreas, entonces tendría que pagar 3.000 dólares, de dónde sacará ese dinero un pequeño productor”, argumentó.

La otra problemática que menciona Torres es que quienes se verían beneficiados en este proceso son los grandes productores, que según él, corresponden a exportadores con “grandes extensiones de tierras”.

“Serían unas 35 mil hectáreas de banano por medio de los grandes productores que son exportadores disfrazados”, señaló.

Lamenta que pese a que legalmente la fruta no debió salir a los mercados, salió generando que a los pequeños agricultores no se les pague el precio de sustentación y asegura que este programa sacará de la actividad al pequeño y mediano agricultor.

En tanto, el proceso de legalización de las plantaciones de banano tiene previsto finalizar en un año. (EHL)

Más información en el siguiente video:

- Advertisment -

LO ÚLTIMO