Ecuador estableció compromiso de emergencia sanitaria con otros países latinoamericanos

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Un total de 25 países de América Latina y el Caribe expresaron su compromiso de coordinar el abastecimiento de alimentos «suficientes, inocuos y nutritivos» para los 620 millones de habitantes de la región durante la pandemia de COVID-19, informó este viernes la FAO.

El acuerdo fue firmado por los ministros y secretarios de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Desarrollo Rural de los 25 países, que se comprometieron a actuar coordinadamente y a adoptar medidas apropiadas de acuerdo con la realidad de cada país, detalló la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en un comunicado.

LAS MEDIDAS

Los firmantes se comprometieron a proveer asistencia técnica y financiera a los pequeños y medianos productores agrícolas, pesqueros, ganaderos y agroindustriales, para que puedan sostener e incluso aumentar su producción, que se considera «esencial» para el consumo nacional.

Además, asegurarán el funcionamiento regular de los mercados mayoristas locales, regionales y nacionales, «coordinando acciones en este mismo sentido con actores importadores y distribuidores de alimentos del sector privado».

Implementarán programas de emergencia para prevenir las pérdidas y desperdicios de alimentos y monitorearán en forma constante las cadenas logísticas, especialmente aquellas que incluyen dos o más países.

También fomentarán el uso de plataformas y aplicaciones de comercio electrónico de alimentos y otras medidas «que permitan reducir el impacto de la sana distancia social» y «favorecer cadenas con un menor número de intermediarios entre productores, comercios pequeños y medianos, y consumidores».

Promoverán que las políticas fiscales o comerciales de los gobiernos «no debiliten el funcionamiento normal del comercio regional y global de alimentos».

Finalmente, establecerán mecanismos «ágiles», público-privados, que operen como comités de emergencia de los sistemas alimentarios, para facilitar el monitoreo constante del abastecimiento y de la situación de los mercados.

LLAMADO A IMPEDIR LA ESPECULACIÓN

En su declaración pública, los países firmantes señalan que «en la actualidad los mercados de la región cuentan con suficientes alimentos para asegurar el abastecimiento» y que «la oferta de alimentos se ha mantenido estable» en el mundo y en la región por lo que entienden que «no existen razones que justifiquen aumentos importantes en los precios internacionales de los alimentos».

Por ello, hacen «un llamado a todos los actores del sistema alimentario, a impedir la especulación en este momento de emergencia».

No obstante, señalan que si la pandemia se extiende en el tiempo, «las cadenas de abastecimiento de alimentos van a estar sometidas a mayor presión» y que por eso es necesario llevar a cabo las medidas a las que se comprometen.

Los países firmantes de este acuerdo son: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Este compromiso cuenta con el apoyo de la FAO y de otros organismos multilaterales especializados como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) o el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), entre otros.

EFE

- Advertisment -

LO ÚLTIMO