El diálogo y la confianza, la receta perfecta para evitar deserciones

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El rendimiento académico en estudiantes es un detonante que podría desencadenar en la deserción de los estudios y el abandono de las aulas.
¡Ojo, mamita o papito! Muchas veces los niños no pueden expresar su malestar e incomodidad de ciertos comportamientos de los adultos que no entienden.

Dialogamos con la Psic. Judith Laz Arechua, quien tiene una destacada trayectoria, especializada, con 10 años de experiencia en trabajos con niños y adolescentes.

Expositora en temas como prevención de embarazo, prevención en violencia, la importancia de la comunicación en la familia y el rol de los padres en el hogar.
Así mismo, ha participado en talleres de autismo, de protección en Derechos y contención emocional.

Comunicación

Laz aborda el tema y se refiere a la deserción escolar, de ocurrencia frecuente, de la que señala que generalmente se produce por situaciones familiares, específicamente falencias en la comunicación.
La cual es supremamente importante, pues los padres deben de tener una comunicación constante y fluida con sus hijos.
Ellos son los responsables de crear en sus hijos un ambiente de confianza, con el fin de evitar que los chicos busquen alternativas de diálogo en otros lugares que no sean su casa.

Lo de arriba aplica muy bien en instituciones educativas en la que los padres, conjuntamente con otros profesionales, deben velar que no se den situaciones de vulneración de derechos de los hijos y que los chicos encajen bien en las familias.

Para lograr aquello es necesario que los hijos conversen constantemente con los padres, para que los hijos no deserten; en ese momento es muy importante la ayuda de los padres, señala la profesional.
Recalca que los padres se deben de comprometer con la educación, brindar amor y compañía a cada momento.

Ya no dan más

En cuanto a la desaparición de los chicos a temprana edad, cuando aquello ocurre se debe a que ellos ya no pueden más con la situación familiar que esté ocurriendo o porque a la vez no ha tenido una orientación adecuada o porque también están tomando malas decisiones en base a las personas que les están dando malos consejos,apunta Laz.

Y recuerda que el autoestima y la personalidad de los niños lo crean los padres, la personalidad, por lo tanto desde muy pequeños se les debe enseñar a sobrevivir en la sociedad.

Es decir, guiarlos para evitar los problemas de fugas del hogar. No basta solo con enviarlos a la escuela, sino demostrarles preocupación de cómo están, cómo se sienten emocionalmente, precisa.

Al final, si los chicos conversan en el hogar y las relaciones funcionan muy bien, no va haber niños que se escapen del hogar ni con problemas emocionales, porque los padres son comunicativos.

Problema emocional

Uno de los grandes problemas emocionales de los chicos de hoy son los divorcios de los padres; que al final se convierten en problemas emocionales y hasta académicos para los chicos.
Cabe puntualizar que la separación de los padres es un problema de los adultos, más no de los chicos; pues ellos siempre serán los hijos y, por lo tanto, los padres siempre serán ese apoyo, a pesar de lo que sea.

Otros líos

Cuando existen problemas como el acoso o el bullying se convierten en grandes obstáculos, pero cuando en casa tienen valores y los padres los han dotado de fortaleza, eso no influye en nada en el rendimiento de ellos.
Los padres deben de tener la sabiduría necesaria y el olfato muy fino para detectar cualquier anomalía que pudiera afectar a los hijos.
Es recomendable sentarse con ellos y expresarles lo importante que son en la vida de los padres y hacerles sentir el gran amor que se les profesa, finalizó.

Redacción: aldia.com.ec

- Advertisment -

LO ÚLTIMO