El narcotraficante más buscado de Colombia fue capturado en su país

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Estados Unidos ofrecía por él una recompensa de US$5 millones y este sábado fue detenido.

En una operación conjunta del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía, denominada «Osiris», las autoridades colombianas capturaron a Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», considerado como el narcotraficante más buscado de Colombia y jefe máximo del llamado Clan del Golfo.

La captura ocurrió en Necoclí, en la región de Antioquía, cerca de la frontera con Panamá.

El presidente de Colombia, Iván Duque, confirmó la detención de Úsuga y la calificó como «el golpe más duro que se le ha propinado al narcotráfico en este siglo en nuestro país».

«Este golpe es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90», agregó.

«Alias Otoniel era el narcotraficante más temido en todo el mundo, asesino de policías, soldados, líderes sociales, reclutador de menores», dijo también Duque.

La «mayor amenaza» en Colombia

Según la prensa colombiana, contra Úsuga hay una circular roja emitida por Interpol por homicidio múltiple, secuestro múltiple y concierto para delinquir, entre otros delitos. Además, es objeto de más de 120 procesos judiciales abiertos por todo tipo de delitos.

De acuerdo con las autoridades, el Clan del Golfo envía toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos.

Diego Molano, ministro de Defensa de Colombia, dijo este sábado que «en los últimos años, el Clan del Golfo se había convertido en la mayor amenaza» debido a que «el mayor número de toneladas de coca que sacaba Colombia hacia mercados de EE.UU. y Europa era manejado y articulado» por esta organización criminal.

«Al mismo tiempo, se había convertido en un articulador del negocio de microtráfico que invadía ciudades y regiones. Había sido responsable de disputas entre varios grupos que habían generado homicidios colectivos recientes», añadió Molano.

- Advertisment -

LO ÚLTIMO