El Papa Francisco llega a Irak por primera vez; su viaje más arriesgado

El papa Francisco aterrizó este viernes al mediodía en Bagdad, la capital de Irak, donde ha comenzado un viaje de tres días a través de seis ciudades.

Una expedición arriesgada por la crisis sanitaria y de seguridad en la que se encuentra sumida el país, pero de enorme transcendencia política y espiritual.

“Una obligación hacia una tierra martirizada desde hace años”, especificó ya a bordo del avión papal ante los periodistas, según reporta el diario El País.

El pontífice, el primero que visita el país, busca acercarse a las minorías cristianas de Irak y, al mismo tiempo, tender puentes con el islam chií a través de uno de sus principales líderes: el gran ayatolá Ali Sistani.

La caravana del Pontífice recorrió calles desiertas con francotiradores apostados en los tejados de los edificios desvencijados de la capital iraquí. La población asistirá estos días a sus actos a través de las ventanas y de los televisores en sus casas.

“En las últimas décadas, Irak ha sufrido los desastres de las guerras, el flagelo del terrorismo y conflictos sectarios basados a menudo en un fundamentalismo que no puede aceptar la pacífica convivencia de varios grupos étnicos y religiosos, de ideas y culturas diversas. Todo esto ha traído muerte, destrucción, ruinas todavía visibles”, recordó el pontífice. (I)

 

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO