El puente ‘invisible’ del Anillo Vial de Quevedo

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Hasta que pasó una tragedia. La madrugada del miércoles 17 de marzo de 2021, una familia oriunda del cantón Vinces que se movilizaba en un vehículo tipo Terracan cayó al río tras perder pista en el anillo vial de Quevedo tramo II, en sentido hacia Buena Fe.

Dos niñas de un año y medio, y de tres, murieron en el accidente. Una mujer está desaparecida y un hombre se encuentra en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús con traumas psicológicos.

El puente ‘invisible’

Desde que el Anillo Vial de Quevedo fue entregado por el gobierno de expresidente Rafael Correa, a inicios del 2016, la comunidad que reside a pocas cuadras del afluente aprendieron a ser ‘salvavidas’.

Y es que, el Anillo Vial tiene un tramo inconcluso que causa peligro en conductores. Se trata del intercambiador norte ubicado en los límites de Quevedo con Buena Fe. Allí hay un carretero que debía conectar con la vía al cantón Valencia, pero no fue construido el puente.

Según moradores, en esa parte final de la vía que no va hacia a ningún lado, se han suscitado varios accidentes. Este año un tráiler cayó boca abajo, su conductor salió ileso.

Los siniestros ocurren en las madrugadas por la plena oscuridad y sólo hay una señalética muy pequeña que dice: ‘No entre’.

Pese a las advertencias de los medios de comunicación y comuneros sobre la necesidad de complementar el Anillo Vial con la construcción del puente, las autoridades no han avanzado con el pedido.

En noviembre de 2020, el ministro de Obras Públicas de ese entonces, Gabriel Martínez, junto con el alcalde John Salcedo Cantos, mantuvo una reunión donde se analizó la situación y se prometió completar la obra, pero quedó en palabras.  

El tramo 2 inicia en la parroquia San Carlos donde hay un intercambiador, conecta a la vía a El Empalme (otro intercambiador) y sale a la vía Quevedo-Buena Fe (otro intercambiador). En este último se construyó un acceso para que se una con la vía a Valencia, pero mediante un puente. Sin embargo, el puente estaba dentro del tramo 1 del Anillo Vial, que no aprobó el gobierno de Correa.

Incremento del precio final

Aunque el expresidente Correa aceptó que la construcción de esta vía demoró más de 4 años, aseguró que sus beneficios son múltiples, directos para 200 mil personas e indirectos para todo el país .

Y es cierto, conecta a una gran parte de la población de Costa y Sierra, aunque jamás se contó que iba a convertirse en un escenario de cientos de siniestros y ahora con víctimas mortales que lamentar.

No obstante, las demoras no fueron las únicas modificaciones en esta obra, que tuvo un plazo original de 1 año y 8 meses a partir del 26 de octubre del 2011, fecha en que se concretó la entrega del anticipo.

Su valor inicial era de $123,52 millones de dólares, financiados con bonos del Estado ($98,82 millones), y con el presupuesto general del Estado ($24,71 millones) subió a $155,74 millones (sin IVA), lo que significó que el costo por kilómetro se incremente de $4,81 millones a $6,06 millones, es decir en un 26%, según el mismo Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Amparado en la aprobación de un contrato complementario y 4 órdenes de cambio, su costo final fue de más de $180 millones, según Correa el mismo día de la inauguración. Investigaciones periodísticas también han determinado que la obra costó 30 millones más que el precio inicial.

Los moradores de la zona solicitan al Gobierno entrante que se pueda culminar el tramo 1 del Anillo Vial. A corto plazo la solución sería colocar obstaculizadores preventivos para alertar a quienes no conocen la vía. 

Erika Hernández Lozano

- Advertisment -

LO ÚLTIMO