El rumor de un secuestro casi provoca linchamiento en Quevedo

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Los trozos de vidrios de las ventanas de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la parroquia Venus del Río Quevedo permanecían ayer en el suelo y el sitio estaba acordonado.

Allí la noche del sábado pasado se produjeron actos violentos. Un grupo de personas lanzó piedras y causó destrozos en su intento de atacar a un hombre que supuestamente habría intentado secuestrar a unos menores que jugaban pelota en las inmediaciones del Centro de Salud del sitio.

Aquello significó la detención de siete adultos y la aplicación de medidas cautelares contra un menor de edad que habría participado en el ataque de la sede policial.

Asimismo, se detuvo al hombre que presuntamente habría intentando cometer el secuestro. Mientras, la Fiscalía de Los Ríos abrió una investigación por este caso que durará unos 30 días.

El coronel Víctor Tapia, jefe del distrito de Policía Quevedo-Mocache, sostuvo que a más de la sede policial hubo daños a patrullas y motos.

Ayer entre los moradores había dudas respecto al supuesto secuestro.

Un vecino que pidió la reserva de su nombre señaló que se trataba de rumores que se escuchan desde hace tiempo sobre una supuesta banda de robaniños.

J.F., cónyuge del detenido por supuesto secuestro, dijo que su esposo está preso injustamente. Que él había ido al sitio donde fue retenido porque tenía una reunión con dirigentes deportivos. (I)

Detenido
Operador

Caso
El hombre detenido y señalado por un supuesto intento de secuestro de niños de la parroquia Venus del río Quevedo trabaja desde hace siete años como operador de maquinaria en una empresa de Quevedo, según familiares.

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO