En Babahoyo se busca mejorar la calidad de agua con una inversión 1.5 millón de dólares

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El alcalde Carlos German junto a funcionarios de Emsaba-Ep, realizaron una inspección en las instalaciones del macropozo ubicado en la parroquia El Salto, donde se realiza la colocación de tuberías que conectan el procedimiento anterior al nuevo sistema de filtros para la purificación del agua, que permitirá eliminar el hierro y manganeso.

Esta iniciativa tiene como objetivo fundamental, repotenciar el proceso del tratamiento del agua; la ejecución de los trabajos está a cargo de la compañía SEMGROUP, con una inversión aproximada de UDS 1’500.000.

“Esta es una tecnología europea y muy moderna, seremos la primera ciudad en tenerla, su trabajo permitirá bajar los índices de aquellos minerales, eliminando las malas coloraciones del agua”

Además en rueda de prensa con diferentes medios de comunicación, el burgomaestre junto al gerente general de Emsaba-Ep, Fernando González, dieron a conocer detalles sobre el funcionamiento de los filtros para reducir los antes citados minerales.

“Con la colocación del nuevo sistema, aquellas redes de agua que mantienen sedimentos de hierro y manganeso, tendrán una coloración diferente mientras estos minerales sean arrastrados con la fuerza de la presión; por este motivo se exhorta a tener las redes intradomiciliarias limpias y en buen estado”, mencionó González.

Trabajos

Los trabajos consisten en la construcción de bases y cámaras donde se ubicarán bombas que suministrarán agua al sistema de filtración. Este proceso de filtrado automatizado, está diseñado para operar en condiciones extremas las 24 horas del día; es decir, permanentemente sin reducir su rendimiento, removiendo el exceso de hierro y manganeso existentes en el agua, cumpliendo los más altos estándares de calidad en el proceso de filtrado.

Proceso

El agua ingresa bombeada desde el campo de pozos ubicados en la Chorrera, se dirige a un desarenador en línea, pasa por las bandejas de aireación y luego a un sistema de bombeo con dos bombas funcionando y una en respaldo, las cuales alimentan a 5 filtros, cada uno de 10 metros de largo por 2.5 de diámetro, los cuales van a contar con el medio filtrante que se encargara de hacer el trabajo.

Luego de la descarga de esos filtros, se realiza la desinfección, donde se aplica la dosificación de cloro para neutralizar los microorganismos que puedan existir; y finalmente se descarga al reservorio que actualmente existe para posteriormente distribuirse a la ciudad.

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO