Extorsiones ‘eran voz populi’ en Ventanas

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Que la delincuencia ha aumentado en Ventanas y que era de conocimiento público que supuestamente policías extorsionaban a comerciantes y habitantes fueron los comentarios que proliferaron en este cantón de la provincia de Los Ríos, tras la detención –el miércoles último– del comisario local y de nueve uniformados de unidades investigativas. El otro policía fue aprehendido en Quito.

Al inicio eran diez los policías detenidos, pero la noche del miércoles dos fueron liberados porque la fiscal no habría encontrado suficientes elementos para procesarlos, se dijo.




“Aquí se ha pedido plata (unos policías). Sino que a la gente no le gusta denunciar esos casos porque no quieren tener problemas. Usted sabe que luego pueden salir y tomar venganza”, manifestaba ayer un habitante.

Según las primeras investigaciones, los detenidos (que en su mayoría eran miembros de la Policía Judicial) exigían dinero a las víctimas a cambio de no involucrarlos en diferentes delitos. Aquello lo podían hacer porque ofertaban préstamos falsos a bajos intereses para atraer a sus víctimas.

Una vez que las citaban para darles el dinero, policías de civiles fingían operativos antidelincuenciales y supuestamente les ponían evidencias para involucrarlos. Ahí los extorsionaban y les pedían dinero para librarlos de responsabilidades, dijo el miércoles la Policía.

Una denuncia de extorsión habría dado la alerta para descubrir el modo en que presuntamente operaban los policías, el comisario y otros civiles, indicaron autoridades policiales.

Pero no sería el único caso. Existirían otros perjudicados que no denunciarían por temor a represalias. Entre estos, comerciantes y víctimas de delitos, según los habitantes.

“A una amiga le ayudaron a recuperar el carro que se le habían robado. Pero para devolvérselo le pedían $ 2.000. Luego $ 4.000. Ella hasta se enfermó con eso”, comentaba un ciudadano que la tarde del miércoles estuvo en los exteriores de la Fiscalía de Ventanas, para ver los rostros de los detenidos, que a esa hora daban versiones en el interior de esa dependencia.




“Queremos ver cuáles son esos delincuentes, esos no son policías”, repetía otro habitante. “Tiene que haber más, si esto no es nuevo, viene ya desde hace algún tiempo”, exponía otro. Según los habitantes, las autoridades también deberían revisar los operativos de control que en su momento hicieron los ahora detenidos.

“Uff, en esos controles a bares (por ejemplo) siempre hay uno al que se le da algo (dinero)”, sostenía otro residente.

Según fuentes policiales, a uno de los detenidos se le habría encontrado más de 2.500 dólares en su chaleco, que no habría podido justificar.

Miguel Ramiro Mantilla, comandante general de la Policía Nacional, que llegó ayer a Ventanas, dijo que a los policías detenidos y a los dos liberados tras rendir versión en Fiscalía (diez en total) se les abrió, el miércoles, una investigación administrativa en la Policía. El Universo

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO