Una mujer de 35 años está en riesgo de perder su mano izquierda luego de ser agredida por su expareja con un machete. Tras una operación que duró más de cinco horas se reimplantó el miembro pero aún se espera que los tejidos y nervios reaccionen positivamente.

El hecho ocurrió este lunes en el recinto rural El Cisne del cantón La Troncal, provincia del Cañar y aunque fue atendida inicialmente en el lugar se evaluó la gravedad de las heridas y Lorena R. fue trasladada al hospital Vicente Corral Moscoso de Cuenca. Mientras que el presunto agresor, Robert V. M., está detenido porque en la Audiencia de formulación de cargos la fiscal Jenny Vásquez, lo acusó de tentativa de femicidio. Según el parte informativo el hombre tenía aliento a licor y la motivación del incidente fue “sentimental”.

El director del hospital, Óscar Chango, comentó la mujer está fuera de peligro pero la reimplantación de la mano está con “pronóstico reservado”, pues es un caso bastante complejo y si bien hay una evolución postoperatoria hay riesgos de infección o de formación de coágulos que pueden taponar las arterias.

Aunque estos casos son poco frecuentes Chango refiere que una primera respuesta puede darse en 72 horas. Si el reimplante es un éxito la mano quedará con secuelas motoras y sensitivas, pero caso contrario se tendrá que amputar definitivamente.

En el mismo reporte se menciona se menciona que Lorena R. también presentaba heridas de consideración en su mano izquierda y que en la escena del crimen estaba una menor de 13 años de edad.

Según Chango la paciente permanecerá en el Hospital Vicente Corral Moscoso hasta verificar su estado mientras que Robert V.M. guarda prisión preventiva en la cárcel de Cañar por los próximos 30 días mientras dure la Instrucción Fiscal.

El Universo