Iglesia evangélica es investigada por prometer inmunidad contra el coronavirus

La policía brasileña está investigando a una iglesia evangélica por promover una ceremonia en la que prometía la “inmunización contra el coronavirus y otras enfermedades, informó la comisariaa cargo del caso.

“Elpoder de Dios contra el coronavirus. Venga porque habrá unción con aceite consagrado en ayuno para inmunizar contra cualquier epidemia, virus o enfermedad”, decía el panfleto publicado en las redes sociales de la iglesia Catedral Global do Espírito Santo de la ciudad de Porto Alegre (Rio Grande do Sul, sur).




Alertados por numerosas denuncias, policías acudieron al sitio de culto el pasado domingo pero “en ese momento no identificaron ningún tipo de delito”, dijo a la AFP la comisaria Laura Lopes, a cargo del caso.

Sin embargo, “como divulgaron ese folleto, abrimos una investigación para verificar lo que realmente están diciendo a los fieles y [descubrir] si están divulgando alguna especie de cura o inmunización contra las enfermedades”, añadió Lopes.

Representantes de la iglesia, así como algunos fieles, fueron llamados a declarar, según la comisaría.

La investigación busca determinar si los líderes religiosos incurrieron en el delito de “charlatanería” que, según la ley brasileña, consiste en “inculcar o anunciar la cura por medio secreto o infalible” y puede ser castigado con hasta un año de prisión.

El líder de la iglesia, el predicador Silvio Ribeiro, convocó este martes una conferencia de prensa y afirmó que en ningún momento pretendió relegar el papel de la ciencia y la medicina en el tratamiento de enfermedades.

“En ningún momento [el folleto] promete que el aceite cura el coronavirus, en ningún momento dice que venderíamos ese aceite”, defendió Ribeiro, quien asegura que en todos sus cultos “desde hace 27 años” orienta a las personas enfermas a buscar un médico.

“Pido perdón a todos, nuestra intención con ese folleto fue llevar fe, esperanza y amor para las personas, jamás otra cosa”, justificó.

Brasil reportó dos casos confirmados de coronavirus, ambos en Sao Paulo, y vigila otros 488 considerados “sospechosos”.

El número de personas infectadas por el COVID-19 en todo el mundo llegó a 92.722, de las cuales 3.155 fallecieron.

En el último censo oficial (2010), el 22,2% de los brasileños se declararon evangélicos, pero encuestas de opinión recientes indican que esa cifra podría haber aumentado hasta 30% en la última década.

 

Fuente: Diario Extra