‘La Esperanza de los cocos’, así también le dicen a la parroquia

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

LA ESPERANZA. A tan solo diez minutos de Quevedo, la parroquia La Esperanza cuenta con nueve mil habitantes y ocho recintos: Italia, Oasis, La Esperanza, El Atascoso, La Virginia y  Ana María.

Y en sus fértiles tierras, además se produce banano, maíz y cacao.

Al lugar solo llegan dos líneas de buses sin la necesidad de tomar taxi para dirigirse hasta Quevedo o viceversa y el valor es de 30 centavos.

Lo tradicional

Para los visitantes que aman recorrer los sitios emblemáticos. Cuando visite La Esperanza se recomienda hacer un stop para probar la rica y fresca agua de coco, helados y dulces de la misma fruta. 

Según cuentan quienes se dedican a la venta de Coco, el producto les llega desde desde  la provincia de Manabí hasta Quevedo para luego ser distribuido, por lo que ahí en La Esperanza es el punto donde encontrará varios lugares y poder disfrutar de la deliciosa fruta. 

Emprendedores 

Ramón Arteaga Bazurto, de 55 años, tiene una pequeña dificultad en una de sus piernas, está casado hace 30 años y tiene tres hijos mayores de edad. Es el propietario del puesto de cocos Ramoncito.

Ramón cuenta que toda la idea nació, porque observó que nadie vendía coco y, tener complicaciones para caminar, no lo imposibilita para trabajar.

Desde ese entonces Ramoncito es el primer vendedor, puso su emprendimiento para poder sacar a su familia adelante y darle estudios a sus hijos.

“No me siento en competencia, más bien me gusta que muchos salgan adelante, a través de la venta de coco”.

Además, se dedica  a la venta  de escobas que él mismo las hace porque le gusta estar ocupado y, esa aptitud, es la que lo ha motivado a emprender.

“Ahora somos 15 coqueros en la calle principal, aunque no  tenemos una asociación estamos unidos”, manifestó.

Todos los días

La atención es de lunes a domingo, desde las 08:00, y no solo el coco se vende si no también helados, coco loco, dulces manabas a base de cocos, que viene desde la provincia de Manabí, cantón Portoviejo -Río Chico. 

Los días más buenos para vender dijo Ramoncito son los fines de semana, ya que toda familia prefiere viajar a darse una vuelta a la ‘Esperanza de los cocos’, como ya es conocida. 

- Advertisment -