Las aguas servidas ya no irán al río Quevedo; arrancó proyecto de colectores

El aumento de la población en Quevedo se ha convertido en una amenaza para el río. Y es que, el agua que utilizan para bañarse, lavar artículos, cocinar y otros quehaceres llega directamente al afluente. Esto es un contaminante para las personas, flora y fauna.

Sin embargo, en 15 meses la situación será historia, al menos eso espera la Municipalidad de Quevedo, que ya empezó la obra de los colectores para la parroquia San Camilo y la rehabilitación para el sistema de alcantarillado sanitario.

Esto se hizo a través de un crédito de 8 millones de dólares con el Banco de Desarrollo del Estado (BDE). “Es una obra de gran visión que deriva las aguas servidas a las estaciones de bombeo y le dan el tratamiento final en la laguna de oxidación”, explicó el director de Obras Públicas Municipal, Humberto Sandoya.

Una vez que Quevedo tenga el tratamiento adecuado de las aguas servidas, el alcantarillado se conectaría con los colectores y ya no existirían las descargas directas al río.

Mira la entrevista completa en el siguiente video:

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO