Slide

Slide
viernes, 27 enero, 2023

Slide

Los robos y asaltos les han ahuyentado a los clientes

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Quevedo. Comerciantes de la bahía La Merced ubicada en la calle Marco Quintana y Séptima, mostraron su preocupación por las pocas ventas que tienen, ellos aducen que esto se debe a la inseguridad.

Los robos y asaltos han ahuyentado no solo a la clientela, sino también a varios socios de la bahía que ante la falta de ventas han preferido mantener cerrados sus locales de trabajo.

Ante el problema de inseguridad, cada comerciante paga 30 dólares mensuales para costear los servicios de un guardia de seguridad y de esa forma evitar que durante las noches les roben sus productos.

Los pocos socios que permanecen activos laborando en la bahía piden que los puestos que están cerrado sean cedidos a otros comerciantes que realmente se animen a trabajar con productos navideños y de esa forma reactivar el comercio en el sector.

‘Estamos dos años botados, la gente aquí no viene, pedimos a las autoridades que motive a los comerciantes para que vengan a trabajar’, dijo uno de los comerciantes precisando que al inicio eran 65 socios, sin embargo, actualmente sólo permanecen quince.

Rosa Bustamante, otra comerciante del lugar, dijo que la gente no ingresa a comprar por temor a que les roben, por ello, hay días que no venden ni un producto y ante ello regresan a sus casas sin un dólar.

CONTROL. El equipo de Aldia constató que mientras que en los alrededores de la dicha bahía no hay presencia Policial, ni de los agentes municipales, a dos cuadras en los exteriores de comerciales,   ellos, los agentes de control municipal, permanecen en grupos ayudando al control de tránsito.

Al consultarle a dos de los agentes por qué no avanzan hasta la calle Marco Quintana y Séptima dijeron que no han sido designados para ir a esa área.

‘Estamos descongestionando el tráfico para que haya libre circulación de vehículo… nos encontramos con diez agentes repartidos en el sector.

El tema es complicado, hay mucha delincuencia, ni la policía nos da apoyo, a nosotros no nos dotan de arma…no nos han autorizado a avanzar hasta allá’, dijo Antolín Castro.

Algo similar indicó, Eduardo Insúa, su compañero de trabajo quien permanecía a menos de una cuadra realizando una labor similar.

‘Estamos ayudando al tema del tránsito y comercio, para que las personas no hagan doble columna…la policía a veces da su ronda (por la calle de la bahía La Merced todas las personas se quejan por el tema de seguridad por esa área… Nosotros no estamos asignados para ir para allá’, concluyó el trabajador.

Los comerciantes, donde funcionan los ‘agachaditos’, como Rosalía Cedeño, dijo que a los agentes del control municipal ‘no los vemos por aquí’.

Te puede interesar…Viva el espíritu navideño con ALDIA y la 104.3 Gran Voz Radio

- Advertisment -

LO ÚLTIMO