Slide

Slide
martes, 7 febrero, 2023

Monigotes grandes y pequeños ya se exponen en Babahoyo 

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

BABAHOYO. En varias esquinas de Babahoyo, se unen los jóvenes para elaborar los monigotes más grandes de la ciudad. En el barrio tiburón, se han juntado más de 10 muchachos quienes junto a la comunidad levantan al Guasón para quemarlo en este próximo 31 de diciembre. 

Ellos hacen cada año un monigote. Dicha actividad la mantienen por más de 15 años en esas calles. Comentan que una vez que está elaborado lo colocan el monigote en las calles del barrio, donde se cobra hasta un dólar por foto a los que van a pedir una instantánea. Pero a los vecinos la foto va gratis. 

IMAGEN. El Depredador adorna las calles Martín Icaza y Vargas Machuca.

Este 31 de diciembre, fin de año, tienen pensado disfrazarse de viudas para recaudar las últimas monedas y recuperar la inversión que hacen desde noviembre en confeccionar al Guasón. 

Asimismo, en la calle Martín Icaza entre Vargas Machuca y Custodio Sanchez, don José Macías elabora hasta 150 monigotes para sacarlos a la venta en el By Pass. Los precios oscilan entre los 10 dólares hasta 200 dólares. Él ha creado tres monigotes que simulan al Depredador con todos los juguetes. 

Los vecinos están orgullosos de que en esa cuadra le ponen arte a los monigotes y son los más retocados. Blanco Segovia es habitante de esa cuadra y cuenta que siempre adquiere los trabajos del vecino porque son bien elaborados. 

VENTAS

A lo largo de las callejones de la capital riosense, se pueden apreciar más «años viejos» que se elaboran hasta la madrugada entre los jóvenes de cada sector. Unos los hacen por competir en el concurso municipal que año premia a los más creativos en este arte mientras que otros solo por darle realce a sus vecindades. 

Barreiro y las 5 esquinas no se quedan atrás.Pero allí la situación cambia pues la elaboración de monigotes es visto de una manera empresarial. 

 

- Advertisment -

LO ÚLTIMO

ÙLTIMAS NOTICIAS