Ninguna autoridad ayudó para el velorio de la adolescente de 13 años, quien murió en Buena Fe

Buena Fe. Mérida Cedeño se aferraba a las rejas del Centro Forense del cantón Quevedo, esperando el féretro de su nieta, quien murió la noche de ayer, 19 de julio, en la parroquia Patricia Pilar, de Buena Fe.

El informe de la autopsia reveló que la adolescente de 13 años, María J. C. C., falleció por una obstrucción de las vías respiratorias, debido a un “edema agudo pulmonar por intoxicación de una sustancia”.

Mientras esperaba por el ataúd, Cedeño lloraba en silencio. Sus ojos transmitían tristeza, pero también indignación. La noche anterior clamó ayuda a las autoridades buenafesinas para cubrir los gatos fúnebres de su nieta, pero nadie se acercó a la familia. “Arriba hay un Dios”, dijo con voz entrecortada.

La hermana de Cedeño, quien la acompañaba, contó que tuvieron que hacer un préstamo para cubrir el costo del velorio y sepelio, ya que son de bajos recursos económicos.

A través de redes sociales y medios locales se había difundido un número de teléfono para que se brinde la ayuda económica. El número es: 0990355028.

Muerte

Según Cedeño minutos antes de la muerte, le había hecho un llamado de atención a la menor con respecto a sus tareas escolares que no las tenías listas.

Posteriormente junto a otra hija se unieron para preparar la cena de la noche, cuando eran cerca de las 19.00, la menor se desmayó arrojando espuma por la boca.

Tras el suceso, alertaron a la ECU911 para pedir ayuda de una ambulancia, siendo trasladada hasta el hospital tipo C de Buena Fe. Pero los galones solo confirmaron su muerte. (EHL)

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO