Personal de salud de Quevedo recibe reconocimiento por su labor destacada frente al Covid-19

Su nombre es Peter Cucalón, médico de primera atención en el Distrito Quevedo. Su trabajo fue uno de los más duros durante la emergencia sanitaria y presenció el lado más triste de esta pandemia.

Cuando todo empezó Cucalón fue designado como médico de turno para la entrega de certificados de defunción a las personas que fallecían en los domicilios.

No había horarios. Mañana, tarde, noche y madrugada, tenía que salir con la Dinased (Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros) para hacer cumplir los lineamientos en el manejo y manipulación de cadáveres.

“Fueron los momentos críticos de abril y mayo, hubo fallecimientos recurrentes, y en coordinación con la Dinased acudíamos para entregar el certificado a las familias para que inmediatamente sepultaran al occiso. Fue difícil y conmovedor, ver el sufrimiento de las personas y la sensibilidad de no poder darles una cristiana sepultura”, recordó.

No tenía oficina, su oficina era la casa de cada fallecido, en la parte personal, contó, “fue importante ver esa realidad”, para saber que el virus no era un juego y que también debía protegerse él, para no lastimar a su familia.

“La rutina era una preocupación porque tengo familia, hijos y el deber de ser servidor público. Llegaba directamente a aislarme, sin poder abrazar, ni saludar a nadie”, contó.

Cucalón fue uno de los 90 médicos reconocidos ayer, 22 de julio de 2020, en una ceremonia que tuvo lugar en salón de actos Simón Bolívar, de la Ciudadela Municipal, por su labor destacada durante la emergencia.

Tanto así, que fue el primero en recibir el certificado a la par de los aplausos de todos sus compañeros.

En su intervención, el gobernador de Los Ríos, Camilo Salinas, agradeció el trabajo del personal médico en cada una de sus áreas, también habló sobre la investigación que está realizando la Fiscalía, y dijo que una vez que se hicieron los allanamientos, varios proveedores habrían manipulado los precios.

“Nosotros estamos trabajando para cuidar a la gente, pero en los mandos medios hay gente que hace cosas indebidas (…) una vez que ingresamos esos documentos, los mismo proveedores de 5 dólares de la N95, bajaron la venta a menos de 1 dólar, porque se asustaron”, indicó.

Mientras que la Directora Distrital de Salud Quevedo-Mocache, Jamel Bermello, agradeció a todos quienes se involucraron en esta área, en los momentos más difíciles. “Todos ustedes son unos héroes, no es fácil enfrentarse a esta guerra”, dijo. (EHL)

 

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO