¿Quién es la nueva cadete que se suma al caso de María Belén Bernal y por qué es pieza clave?

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUITO. Una nueva cadete de la Policía Nacional está inmiscuida en las investigaciones del caso María Belén Bernal, cuya muerte se confirmó el miércoles 21 de septiembre luego de diez días de su desaparición.

Por este caso hay una única detenida, la cadete Joselyn Brigitte S. P., tras una presunta relación  con el principal sospechoso del crimen, el teniente Germán Cáceres.

Además, hay una docena de miembros de la Policía que la misma institución ha prometido que serán despedidos al haber contribuido por acción o por omisión a la muerte de Bernal.

Pero, el miércoles 21 de septiembre de 2022, otra cadete identificada como Nadesha Ivanova M. L., pasó a formar parte de la investigación.

La fiscal a cargo del caso, María Isabel Jiménez, detalló que, de acuerdo al análisis telefónico se comprobaron varias llamadas entre la cadete Nadesha y el teniente sospechoso, que al momento está prófugo. La investigada también ha sido relacionada como amiga de Joselyn S.

Según el reporte, las llamadas se realizaron «el día sábado 11 de septiembre de 2022 en horas de la noche y el día domingo 12 de septiembre de 2022 en horas de la madrugada».

La desaparición de María Belén Bernal saltó a la luz ante la denuncia realizada por su familia, alarmada al no saber nada de ella tras visitar en la madrugada del domingo 11 de septiembre a Cáceres en la Escuela Superior de Policía, donde él trabajaba.

En su solicitud, la fiscal apuntó que el teniente habría mantenido un acercamiento tanto con la persona procesada Joselyn Brigitte S. P. y con Nadesha Ivanova M. L.

Por lo que, según la fiscal, «se presume (que Nadesha) podría tener algún grado de participación en el caso que se investiga«.

En vista de aquello, la jueza de la Unidad Judicial Penal con sede en la parroquia de Carcelén de Quito autorizó la orden de allanamiento al domicilio de la cadete.

Asimismo, la magistrada aprobó para que, en el mencionado lugar, se realizará «la pericia de luminol (método utilizado para detectar la presencia de sangre en cantidades tan bajas o diluidas)».

La Fiscalía General del Estado, con el apoyo de la Policía Nacional, ejecutó dicha diligencia en el inmueble situado en Pusuquí, en Quito, e informó que se levantaron indicios para su posterior análisis.

El cuerpo de Bernal que fue hallado ayer, enterrado en el cerro Casitagua, a pocos kilómetros de la escuela policial en Quito, Los resultados de la autopsia revelaron que la muerte de la mujer de 34 años fue por estrangulamiento y asfixia.

Según ha enfatizado la Policía, no descansará hasta llevar al «asesino ante la justicia, mientras tanto se ejecutan los procesos disciplinaros contra quienes, por acción u omisión, incumplieron con su deber y permitieron que este hecho sucediera».

- Advertisment -

LO ÚLTIMO