‘Hay que creer’

Cuando llegaba estaba pendiente de si tenía el tiempo suficiente para poder ganar. Tenía mis dudas porque había mucha gente buena por detrás. Al final tenía buenas piernas y los 30 segundos que tenía los he mantenido. Los últimos seis kilómetros los he hecho a tope porque sabía que podía llegar”, explicó el ganador del Giro en 2019.

Finalmente, Carapaz se dio el lujo de entrar en solitario en meta y levantar los brazos como el primer latinoamericano que gana la medalla de oro en ciclismo en ruta.

“Ha sido un momento increíble. Se lo dedico a mi país, hay que creer. He trabajado mucho para llegar aquí, estoy disfrutando, es algo muy grande para mí. Simplemente gracias por el apoyo”, concluyó emocionado. (D) El Universo