Subieron de precio el aceite y otros productos básicos

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. Alexandra Gaona se encontraba en el centro de Quevedo haciendo compras de productos de primera necesidad para su hogar, esta vez gastó $50 y pudo adquirir tan sólo pocos alimentos porque “todo ha subido”, dijo. 

Gaona trabaja cuidando una adulta mayor y gana el sueldo básico: $425 dólares, pero los $25 que subió el Gobierno en diciembre pasado, afirma, “ni se sienten”. 

“Honestamente los precios están altos. Antes el aceite (litro) lo encontraba en $1,80, ahora está a $2,20. El año pasado subió 10 centavos”, recordó. 

Otros alimentos

Lo mismo ocurre con otros alimentos como el queso, “antes la libra de queso la compraba en $1 dólar, ahora está a $1,30. Los víveres, por consiguiente, 3 libras de tomate la vendían a $1, pero ahora sólo dan dos libras, una cubeta pequeña de huevo está a $3,20”, agregó. 

 

Gaona apunta que el aumento exorbitante tiene que ver con la subida del combustible e impuestos exigidos por el Gobierno Nacional. “Sube el salario, pero suben más las cosas. No tiene sentido”, expresó.

Gina Gallo, en cambio, cree que se trata de especulaciones de las empresas y comerciantes; pide más control por parte de las autoridades. “El aceite Cocinero está a $2,00 en el (comercial) Quevedo, pero hay otros lugares que lo venden a $2,40. El pimiento lo venden 8 por $1, otros, 6 por $1. La vida está cara y no es justo, todos necesitamos alimentarnos”, protestó. 

Contó que su familia la componen seis personas, tres de ellas trabajan, pero no les alcanza. Semanalmente, el año pasado consumían $100 dólares de alimentos, este año fueron $150. “Si fuera un solo sueldo estuvieran prendiéndole a todo santo una vela”, respondió.

¿Qué dicen los comerciantes?

Carla Cedeño, propietaria de Bodega de Arroz, expende aceites y mantecas, manifestó que esta semana compró una caja (15 aceites) a $32 dólares y para venderlos deja a $2,40 la unidad. “Me comentaron que ahora cuesta $45, ya los aceite saldrían a $3dólares”, añadió. 

Indicó que los proveedores justifican que la palma está cara y escasa. “Yo le compro al que tenga más barato, al que dé el mejor precio. El año pasado estaba a 1,85, ahora a $2,40. La caja estaba a $23 dólares. Asimismo, las margarinas, la bonella, los achiotes…todo está subiendo”, finalizó. (I)

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO