Terremoto en Albania deja al menos 13 muertos y centenares de heridos

Un terremoto de magnitud 6.4 estremeció Albania a primeras horas de hoy, martes 26 de noviembre de 2019, provocando la muerte de al menos 13 personas y centenares de heridos, de acuerdo el registro de víctimas más reciente dado por autoridades albanesas.




«El balance se eleva a 13 muertos», dijo el ministerio en un comunicado, en el que informa de que unas 600 personas resultaron heridas en este sismo, el más potente en décadas, que ha destruido varios edificios de la ciudad costera de Durres y Thumane, en el norte de Tirana, la capital.

El terremoto se sintió a las 03:54 locales y los habitantes de Tirana salieron asustados a las calles.

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que el terremoto golpeó a una profundidad aproximada de 12 millas (20 kilómetros). El terremoto, que duró unos 30 segundos, pudo sentirse en todo el país, así como en Bulgaria, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Italia, Kosovo, Montenegro, Serbia y Macedonia del Norte.

El sismo fue seguido de varias réplicas, una de ellas de magnitud 5.3, según el Centro Sismológico Euromediterráneo. La primera víctima conocida es una mujer que quedó sepultada al derrumbarse un edificio en Durres, la ciudad más afectada por el terremoto. Los equipos de rescate están trabajando para salvar a otras personas, miembros de dos familias atrapadas en el mismo edificio.

Según informó el ministerio de Defensa, los equipos de salvamento han recuperado además los cuerpos sin vida de dos mujeres en la pequeña localidad de Thumana, al norte de Tirana, donde se han derrumbado varios edificios.

En ese edificio vivían siete familias y los especialistas están buscando entre los escombros otras posibles víctimas. Un hombre murió en la localidad de Kurbin, al norte de Tirana, tras arrojarse desde el balcón. Los edificios «en ruinas», situación «dramática».

En declaraciones a los medios locales, el primer ministro, Edi Rama, señaló que «desgraciadamente hay que lamentar víctimas mortales» y «daños serios». Rama se desplazó inmediatamente a Durres. «Es un momento dramático, guardemos la calma», dijo el premier albanés.

Fuente: El Telégrafo