El expolicía Julio César López venía a visitar a su familia en Quevedo y le arrebataron la vida

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO- Un expolicìa identificado como Julio César López Sánchez de 55 años es la nueva víctima mortal de un hecho de sangre registrado la noche del viernes 3 de junio de 2022. El hecho ocurrió en la cooperativa Grito de la Libertad, en la parroquia Venus del Río Quevedo.

De acuerdo a los testigos, los hombres viajaban a bordo de un vehículo color blanco cuando fueron interceptados por varios sujetos quienes le detuvieron la marca con una ráfaga de tiros.

Los heridos fueron llevados hasta el hospital Sagrado Corazón de Jesús donde reciben atención médica. Mientras que el cuerpo del fallecido fue llevado hasta el centro forense de Quevedo.

El coronel Darwin Guevara, jefe de Distrito Quevedo-Mocache confirmó que se trata de un exmiembro de la Policía Nacional, que habría pedido la baja en el 2017. Se encuentran investigando el caso.

No es un sicariato

Un cumpleaños al que iba asistir Julio César López Sánchez quedó arruinado luego del ataque armado, en la que también resultaron heridas cuatro personas, quienes serían sobrinos e hijo del fallecido.

López había viajado 7 horas desde Machala, donde residía, hasta Quevedo para dicha reunión familiar, pero la muerte injustamente se lo llevó.

Familiares que se encontraban en el centro forense de Quevedo no podían creer que López habría perdido la vida en su ciudad natal.

El ahora occiso llegó junto con las otras personas al sector Grito de la Libertad de la parroquia Venus del Río Quevedo, con la finalidad de recoger a su hijo arquitecto, quien estaba verificando una obra en dicha zona, manifestaron familiares.

“Vas y a lo que estás de salida de ese sector te confunden con delincuentes ya que en días anteriores se produjo una muerte violenta y comienzan a disparar, los integrantes del vehículo quedan heridos y tú falleces y solo venias a una fiesta a disfrutar con tu familia”, posteó una familiar.

Julio y sus acompañantes habrían ingresado al sector en un carro Tucson con vidrios polarizados, el modelo que han usado (según la Policía) como medio de transporte los criminales para ejecutar un asesinato. Por lo que se presume que la banda de sicarios se equivocó de víctimas.

Familiares lo recuerdan como una persona “amable, risueña, bromista y amante del baile”. Con la muerte de Julio López los fallecimientos violentos suben a 63 en Quevedo y 139 en Los Ríos.

Las autoridades de Los Ríos se reunieron con el Ministro del Interior la semana pasada para establecer estrategias a fin de combatir la inseguridad. Asimismo, los municipios se comprometieron en aportar para la seguridad ciudadana con donación de terrenos, dotar de implementos a la Policía y reformar Ordenanzas.

Mientras que el Gobierno aseguró que próximamente llegarán 40 policías a Quevedo, quienes se sumarán a los 534 que laboran en el Distrito. (I)

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO