Familiares de joven asesinado en Mascarilla: «Tenemos evidencias y testigos para que se aplique pena máxima a policía que mató a Andrés»

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

El proceso en contra del policía que provocó la muerte del exfutbolista Andrés Padilla Delgado está en investigaciones en la Fiscalía, por lo que familiares del fallecido señalan que estarán pendientes de las decisiones que tomen las autoridades, y añaden que tienen muchas evidencias y testigos para que se aplique la pena máxima al cabo primero de Policía David Eduardo V. C., quien el pasado viernes fue procesado por el delito de homicidio y se encuentra privado de su libertad, por el disparo que recibió Andrés y que provocó su deceso. Este hecho se produjo el pasado jueves 23 de agosto de 2018 en medio de un enfrentamiento entre civiles y miembros de la Policía Nacional en el control de Mascarilla, provincia de Imbabura.




Carlos Padilla, hermano de Andrés, manifestó que pese a los comentarios negativos que circulan en redes sociales en contra de los habitantes de Mascarilla, hará «todo lo posible para que se haga justicia».

«Queremos transparencia en el proceso porque hay muchas evidencias, Dios quiera y le den la pena máxima por dispararle a mi hermano, los videos lo muestran, más claro de ahí no puede ser. Las autoridades competentes deben regirse a eso. Estoy buscando los testigos que vieron el suceso», indicó.

Andrés era padre de una menor de edad, por lo que sus familiares dicen que exigirán al Gobierno una indemnización para la niña.

«Somos tres hermanos, tocará de a poco ayudar a mi sobrina de 6 años que quedó desamparada y sin su padre, vive con la mamá, y le hemos dicho que su papá se fue de viaje, es penoso, pero no le podemos decir más. Aunque con el paso del tiempo preguntará por qué no regresa», añadió Carlos.

Destaca que era muy cercano a Andrés, y aún no puede creer cómo ocurrieron los hechos que ocasionaron su muerte.

«Conviví mucho con mi hermano porque somos hijos de padre y madre, trabajábamos juntos, era un buen muchacho y no de la forma que lo hace ver la Policía Nacional, una Institución a la que pertenecí. Pasé por unos 40 días en una prisión ordinaria por un accidente de tránsito en el que solo hubo daños materiales y me dieron la baja, eso ocurrió hace nueve años, y hace cinco años estoy fuera de la Institución. Ahora por un policía pierde la vida mi hermano, es penoso, pero espero que le den una sentencia como se merece, y que se quede de civil. Estaré atrás de esto para saber que después no lo vayan a incorporar de nuevo, si eso pasa no sería justo», comentó el hermano de Andrés.

Añadió que desconfía de la Policía Nacional por una experiencia anterior con un familiar que también fue agredido por un uniformado, sin embargo, el caso no se resolvió, y el policía continúa trabajando en la institución.

Carlos reconoce que los disturbios son comunes en Mascarilla, y añade que lo que ha generado indignación entre los pobladores, es que en este último incidente resultó la muerte de una persona.

«Los paros son comunes, especialmente cuando no estamos de acuerdo con la política, toman malas decisiones o no está trabajando bien, no ayuda a la gente. Pero esta ha sido la manifestación más fuerte que llegó a tal extremo que la gente estaba enardecida. Ahora los policías no quieren quedar mal y sacan las imágenes que quemaron el cuartel, los saqueos; pero en las manifestaciones siempre hay eso, nosotros no tenemos la culpa de que hubo saqueos, algunos aprovechan las manifestaciones del pueblo para hacer eso, ahora ellos quieren buscar culpables y así limpiarse las manos con este problema», agregó Carlos.

Jacqueline Delgado, madre de Andrés, mencionó que desde ayer se reunió con el abogado Paúl Farinango, quien se encargará de representar a su familia en este caso. «Nos pidió testigos para poder comprobar cómo ocurrió todo», señaló.

Solicita que el Presidente Lenín Moreno se pronuncie sobre este caso o representantes del Gobierno, pues considera que la Policía influenciará en la investigación del asesinato de Andrés para liberar al gendarme implicado.

«Pedimos que el Presidente se haga presente. No vienen a vernos las autoridades, por ejemplo, el Comandante de la Policía, o alguna autoridad de Ibarra que responda por lo que pasó, no vinieron en contra de personas malas, sino que asesinaron a una persona sana, a un futbolista que mucha gente lo reconoció», dijo Jacqueline.

«Al policía que cometió el delito deben tratarlo como lo que es, como criminal, y que le den la pena máxima porque no llegó a defender su uniforme sino a matar», indicó.

Según comentó Genoveva Padilla, hermana de la víctima, cuando se produjo el incidente el joven se dirigía desde Juncal a Ibarra en su vehículo, y se detuvo en Mascarilla por la congestión vehicular que causó un accidente de tránsito, que provocó el enfrentamiento entre comuneros y la Policía. Añadió que su hermano, al bajarse del vehículo, pidió que se evitara la pelea pero que a un uniformado no le agradó lo que Andrés dijo y le disparó.




«Estos policías son abusivos, nosotros no andamos con armas, pero ven a negros y para ellos es gente mala, nos odian por nuestra raza, pero somos negros por la piel, pero el alma blanca», agregó la madre de Andrés.

«Cómo van a disparar, y de espalda, a quien fue un buen hombre. Era el sustento de mis alimentos, de mis medicinas. Tenemos una deuda a nombre de mi esposo, a él no le daban un crédito por muy joven, pero era él quien pagaba, ahora quién me va a ayudar a pagar esa deuda de dos mil dólares mensuales», manifestó Jacqueline.

«Voy a defender el honor de mi hijo porque él no fue a ofender a nadie, como cuentan algunos que serán testigos», dijo.

Policía

Eduardo V. lleva 13 años en la institución policial. Tiene formación en Ecuador y en el extranjero. El día de la tragedia el uniformado fue designado para escoltar al juez de San Lorenzo, Esmeraldas, hasta el sector de Cajas, en el límite provincial entre Imbabura y Pichincha. A su retorno le ordenaron que vaya a Salinas donde se reportó un incidente tras el choque de dos vehículos.

Según la versión policial, el propietario de uno de los automotores, que no tenía placa, «secuestró el camión wincha» que llevaba su vehículo. Es por ello, que Eduardo V., junto a otros compañeros, intentaron detener la wincha, por lo que se produjeron altercados entre habitantes del Valle del Chota y los uniformados.

En las imágenes que circulan en redes sociales se observa cómo un policía saca un arma de fuego y dispara directo contra un hombre, quien cae sobre el pavimento.

Fuente: ECUADORINMEDIATO

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO