Juegos mecánicos abandonados por la pandemia en Quevedo

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

La pandemia que lo para todo también ha parado la boletería de los circos y juegos mecánicos que llegaban a la Costa aprovechando las vacaciones estudiantiles para divertir a los infantes.

Esto ocurrió en el Pital #1 vía a Valencia, un sector de la parroquia San Cristóbal del cantón Quevedo, donde una familia instaló varios juegos mecánicos como de costumbre en un terreno baldío para generar ingresos.

Sin embargo, con la llegada del Covid-19 al país y el posterior confinamiento, este negocio ya no era rentable y, con el pasar de los meses, las máquinas quedaron abandonadas, en un terreno ahora montoso.

El morador Cristhian Campuzano comentó que los juegos llegaron antes de la pandemia, en marzo, y que en principio, los vecinos ayudaban a la familia con alimentos.

Pero ahora los propietarios no se encuentran en el lugar y de vez en cuando llega un cuidador. Comúnmente se puede observar animales en los juegos y niños del barrio también jugando, pero todo está apagado.

En las noches, en lugar de risas alegres lo que hay es un silencio sepulcral, también piden a las autoridades tomar cartas en el asunto, para que el sitio no se convierta en una guarida de personas del mal vivir. (EHL)

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO