La maestra Olimpia y su esposo, Ángel Suárez, estarán juntos hasta la eternidad

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Quevedo. Olimpia Villarreal y su Esposo, Ángel Suárez, estuvieron juntos hasta el último día de sus vidas, ambos son recordados por sus familiares y amigos como personas íntegras.

La profesora Olimpia Antonia Villarreal Rodríguez estaba próxima a jubilarse, ya lo estaba planeando, pues gran parte de su vida la dedicó a la actividad que tanto la apasionaba: la docencia. Pero ahora, esta cariñosa maestra ya no está, su vida le fue cegada, pero deja un gran legado en sus familiares y demás personas que la recuerdan como una mujer de principios y de grandes valores.

Cecibel Villarreal, hermana, de llegó hasta la morgue del Cementerio General de Quevedo, donde permanecen los restos de «mi pato», así le decía ella de cariño. La adolorida hermana confiesa que provienen de una familia muy cariñosa y que la maestra Olimpia era la cuarta de seis hermanos.

Cecibel Villarreal confiesa que que tuvo muchas anécdotas con ella, que eran muy cercanas, tan parecidas que hasta muchos conocidos creían que eran gemelas. Declara que su hermana era alegre y que ya pensaba en jubilarse, pero no pudo cumplir con sus planes.

En el centro forense de Quevedo también permanecía su esposo, Ángel Suárez, quien era trabajador de una empresa privada. Ambos no resistieron las heridas de arma de fuego que recibieron en un atentado la tarde de ayer, 31 de octubre.

En el Cementerio Jardines de Quevedo, en la parroquia rural La Esperanza, serán velados los retos de los esposos Olimpia Villarreal y Ángel Suárez.

Redacción: aldia.com.ec

Te puede interesar… Dolor e indignación en Quevedo por asesinato de la profesora Olimpia Villareal

 

- Advertisment -