Las lluvias ya causan estragos en barrios de Quevedo

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Un grupo de niños del sector Gustavo Campi, de la parroquia San Camilo, del cantón Quevedo, juegan inocentemente con el agua de la lluvia empozada en sus calles sin pavimentar.

Este panorama se repite anualmente, según cuentan sus habitantes, mientras los niños juegan alegremente arriesgándole a enfermedades estacionales.

Y es que, con la llegada de la estación invernal, se vienen los estragos para aquellos que no cuentan con servicios como alcantarillado pluvial, acercas y bordillos.

La moradora Helen Arroyo hace un llamado a las autoridades competentes para que se realice un lastrado en la calle más perjudicada. Al decir ella, 12 familias corren peligro de empozamiento, estropeando los enseres.  

Mira el siguiente video:

Recomendaciones

El doctor Mario Mora recomienda a la ciudadanía no dejar que el agua de lluvia se acumule y quede estancada en espacios o recipientes que estén fuera de casa. Esto con el fin de evitar la proliferación de mosquitos, que podrían ser portadores de dengue, chikungunya y Zika. (EHL)

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO