Slide Slide

Slide Slide
viernes, 14 junio, 2024

Luis Eduardo Proaño un costurero quevedeño y emprendedor

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Quevedo. Luis Eduardo Proaño es un costurero quevedeño que desde hace 50 años realiza su trabajo con mucho amor. Su jornada laboral comienza desde las 09:00 hasta las 16:00, tipo  horario oficina, pero no tiene oficina; sino que se ubica en una de las aceras de las populares calles de Quevedo.

A los 18 años de edad fue la primera vez que cogió una máquina de coser y desde allí se ha mantenido en el oficio de sastrería. Con el oficio como costurero pudo vivir cómodamente y pagar un departamento en pleno centro de Quevedo. Allí pagaba 300 sucres.

 

Aunque su gran sueño era ser profesor o mecánico automotriz, no contaba con el apoyo de su progenitor por falta de recursos, pero hoy le da gracias a su padre por haberlo inculcado en la sastrería porque con eso aprendió y lo puso en práctica.

Pese a que en aquel tiempo no había academias donde podía aprender a coser, él se volvió todo un profesional solamente viendo.

Con los ahorros que logró tener se compró su primera máquina de coser, en aquel tiempo le costó 1.500 sucres y la cual lo ha acompañado por más de 40 años.

TE PUEDE INTERESAR: El arte del zapatero: Cristiano Montes y su trayectoria de reparación

Con la cual ha reparado desde cierres de ropa, hasta confeccionar trajes para caballeros.

Con toda esa experiencia ha logrado sacar adelante a sus cinco hijos (una fallecida) quienes se han covertido en profesionales gracias al oficio de su amado padre, quien en pleno 2024 cuenta con una visión extraodinaria y creatividad para seguir adelante con su emprendimiento.

- Advertisment -

LO ÚLTIMO

ÙLTIMAS NOTICIAS

ALDIA | Noticias de Los Ríos, Ecuador y el mundo