Una guatemalteca de 7 años bajo custodia de autoridades estadounidenses tras ser detenida por la policía de fronteras del estado de Nuevo México, dijo el jueves 13 de diciembre el diario The Washington Post.




La niña, que había cruzado ilegalmente la frontera con su padre y docenas de otras personas, murió de “deshidratación y shock”, dijo el diario citando al servicio de vigilancia de fronteras de Estados Unidos (CBP).

La pequeña, que según el CBP supuestamente llevaba varios días sin comer ni beber, empezó a sufrir convulsiones unas ocho horas después de haber sido detenida y fue enviada por aire a un hospital en donde murió, dijo el diario.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho de su tolerancia cero a la inmigración uno de los ejes de su agenda.

Para contener a los migrantes, quiere construir un muro en la frontera con México, desplegó miles de tropas allí y separa a padres e hijos que son atrapados ingresando ilegalmente a Estados Unidos.