Quevedo: Creyeron que iba a rezar, pero lo que hizo fue robar

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. Cuando se cree que los casos de inseguridad ya no pueden sorprender en Quevedo, sucede algo que deja boquiabiertos a casi todos. Sin ningún respeto a la Iglesia un hombre ingresó a un templo religioso para robar una bicicleta. 

Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad de la Iglesia San José ubicada en el centro de la ciudad. El acto reprochable se registró pasadas las 16:00 del jueves 19 de mayo del año en curso.

En las imágenes se observa como una persona ingresa de la forma más casual mientras que feligreses en las bancas de adelante están arrodillados rezando. El ciudadano camina hasta donde estaba la bicicleta hace su primer intento por llevársela, pero se fija que una mujer ingresaba.

Hizo como que la estaba acomodando para luego seguir caminando hacia delante tratando de disimular. Se acerca a una de las figuras, se persigna y camina con dirección a la salida mientras la mujer que había entrado hace unos segundos va por el otro lado.

Se detuvo un momento e hizo un segundo intento por robar la bici, pero la volvió a acomodar. Aún no se daba por vencido y decidió sentarse en uno de los últimos asientos y casi un minuto después, tras percatarse que nadie ingresara ni que los presentes lo vieran, se levantó.

Caminó hasta donde estaba el vehículo liviano miró para todos los lados y al comprobar que nadie lo vigilaba con sus manos alzó la bicicleta, la pasó entre las bancas, rápidamente se subió para luego salir huyendo manejando.  

Quienes estaban fuera de la Iglesia ni se percataron de lo que el hombre hizo. Nadie se imaginó que en la Casa de Dios ingresara la delincuencia para hacer de las suyas como en las calles de la ciudad.

Mira el video: 

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO