Quevedo: Robos en las noches y madrugadas preocupan a la ciudadanía

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. Las noches y madrugadas, especialmente los fines de semana, son el momento preciso donde la delincuencia ataca con más fuerza. En muchas ocasiones las víctimas salen de lugares de diversión o actividades sociales con la familia. 

Es así que a partir de las 18h00 muchas calles de la ciudad se vuelven peligrosas, especialmente aquellas transversales a negocios que se convierten en escondites para los ladrones, afirman ciudadanos. 

Pero, además, sectores donde los pillos están al acecho de su nueva victima. Esto le ocurrió a una pareja en la parroquia Venus del Río Quevedo, en la que dos motorizados y un automóvil les hurtaron la motocicleta. Todo pasó en menos de un minuto.

La ciudadanía se queja y declara que en las noches y madrugadas no existen patrullajes en la ciudad, y que muchas unidades de policía comunitaria permanecen cerradas. 

Con esto discrepa el coronel de la Policía de Quevedo, Holguer Cortés, quien afirma que todas las unidades policiales, especialmente en las noches y madrugadas, están desplegadas.

Añadió que, según el modelo de gestión, en cada UPC hay dos patrulleros; a parte, un grupo de operaciones motorizadas que opera en el Distrito con 30 funcionarios. Pero reconoció que no es suficiente para una ciudad con un índice alto en temas delictuales. 

Siempre va a ser insuficiente, siempre vamos a necesitar más unidades, pero este modelo estamos aplicando y estamos aplicando al 100% en el territorio de Quevedo, reiteró.

Sin embargo, que se puede hacer para evitar ser víctima de robos en las noches o madrugadas. A decir la Policía, la ciudadanía no tiene contacto con los uniformados que se encuentran en las unidades comunitarias, por tal motivo se desconoce varios servicios. 

Existen chats comunitarios para que los uniformados den vigilancia a cualquier hora de llegada, también están los botones de pánico, ayuda con el traslado de valores, control de libadores y más. (EHL)

- Advertisment -

LO ÚLTIMO