Se conocieron en la secundaria y fue amor a primera vista

spot_img

QUEVEDO. Cada 14 de febrero, Viviana Vargas y Roberto Vera conmemoran su aniversario. Recuerdan la primera vez que se dijeron el Sí en el altar y decidieron unir sus vidas para siempre.

Pero su historia de amor se remonta hace algunos años…en las clases del emblemático colegio Eloy Alfaro, cuando ambos eran unos adolescentes de 17 y no tenían ni la mínima idea de lo que era un noviazgo.  

Viviana, una jovencita modesta que le gustaba estudiar y conversar con sus amigas; Roberto, todo lo contrario, un chico extrovertido, dedicado a las cosas de muchachos. Pese a que se conocían hace mucho tiempo, jamás se imaginaron que el destino ya estaba escrito para ellos.

Fue en una clase de Educación Física que Viviana se fijó en la deslumbrante sonrisa de Roberto. Su risa y mirada la cautivaron en un instante. Así mismo, Roberto la miró y allí empezó todo. Una simple mirada que representaba una chispa de atracción e interés de conocerse el uno al otro. En ese momento, Viviana sintió las famosas ‘mariposas’ en el estómago.

El tiempo fue siguiendo su curso y los dos enamorados no podían dejarse de mirar en las clases, en los pasillos y en los recesos. Era una atracción fuerte que se acrecentaba más y más. Alguien tenía que dar el primer paso.

En aquel tiempo no había redes sociales, así que la persona que se declaraba era valiente. Todo se manejaba con CDs, tarjetas o cartas de amor escritas con lapicero azul, la demostración más pura.

El primer beso y adiós

Las miradas, charlas, risas y todas esas señales corporales hicieron que Roberto diera el primer paso y la invitara a salir. Ya se habían dado cuenta que tenían algunas cosas en común y deseaban conocerse más.

Así que en una hermosa tarde decidieron ir a la heladoteca Pingüino para conversar, nerviosos…muy nerviosos. Era un lugar exclusivo para enamorados y el primer beso de Viviana y Roberto fue allí. Nunca lo olvidaron. Se veían a escondidas en las brigadas, en los recesos, todo era color de rosas.

Pero el destino baraja cartas a su manera y decidió separarlos cuando salieron de la secundaria. Viviana y Roberto creyeron que su historia se había acabado y dieron una vuelta a la página, sin imaginar que sólo era un punto y aparte, faltaba más…

….. sí, la historia apenas empezaba. Viviana y Roberto se toparon en la universidad, adultos y con una concepción mucho más madura.

Amar es una decisión

JUNTOS. Viviana y Roberto se conocieron en la secundaria y se juraron amor eterno. Se cumplió.

Viviana decidió estudiar marketing y Roberto se inclinó por la gestión empresarial. Pese a la diferencia de horarios, se volvieron amigos y comenzó a despertar ese amor que germinó en la adolescencia.

Ya adultos había mucha más seriedad y comenzaron a salir. El tiempo en lugar de extinguir el amor, lo acrecentó. Viviana no había dejado de pensar en su amor del colegio e igualmente Roberto. Todo floreció desde allí. Sus padres conocieron la relación y no se opusieron. Lo que es bendición para la vida de uno, trae paz, y así fue.

Un 14 de febrero de 2009 decidieron amarse hasta ancianitos. 13 años de estar juntos y siguen amándose y enseñando a amar a sus dos hijos: Josué (12) y Fiorella (1).

“El Día del Amor no solamente cuando cumples aniversario, es todos los días, estar en familia, con amigos, hay que disfrutarlo todos los días”, dijo Viviana. (I)

spot_imgspot_imgspot_img

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO