Una Bendición En Medio De La Inmundicia

Durante años el deseo de Cristina era tener una casa propia donde poder vivir ella junto a su familia. Pasado varios años ella logro ahorrar junto con su esposo lo suficiente para comprar la casa de sus sueños. Al buscar una casa que cumpliera los requisitos de comodidad encontró una que había sido construida en la década de 1,950, era una casa antigua con un hermoso jardín y grandes habitaciones, era el sueño de Cristina hecho realidad. Ella comenzó a constatar que todo funcionara bien en la casa, pero se encontró con la sorpresa que el drenaje de la casa estaba obstruido.

En ese instante ella llamo a un fontanero para que pudiera arreglar el drenaje. Cuando llego el fontanero y evaluó la situación, le dio a conocer que si efectivamente el drenaje estaba parcialmente obstruido y que si no se reparaba podría ocasionar un severo daño en el futuro, sin pensarlo mucho Cristina le dijo al fontanero que iniciara el trabajo lo más pronto posible y que fuera lo que estuviera obstruyendo el drenaje que lo quitara y lo arrojara a la basura. El fontanero inicio su trabajo y entre la suciedad y la inmundicia encontró el problema de la obstrucción, era una antigua moneda de plata que durante años había quedado atrapada en la tubería.

El fontanero le informo de su hallazgo a Cristina pero ella era firme en sus palabras que, fuera lo que fuera que estuviera obstruyendo el drenaje que lo tirara a la basura, el fontanero solo le pido que le regalara la basura, ella acepto. Esa moneda que había sido un problema en el drenaje de Cristina se había convertido en una verdadera bendición para la familia del fontanero el cual ya tenía meses sin poder encontrar trabajo.

.. pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Mateo 6:32

Como hijas de Dios no somos indiferentes a los problemas económicos que están atravesando cada nación. La falta de trabajo, gran competencia laborar acompañada de desigualdades, da como resultado graves dificultades económicas, donde muchas veces no se alcanza a cubrir una alimentación apropiada dentro de un hogar.

El caso de Cristina y el fontanero es un claro ejemplo que lo que para ella pudo ser una inmundicia o un problema, pero para aquel hombre se había convertido en una tremenda bendición de Dios para su familia, todo se presentó justo en el tiempo para bendecir la familia del fontanero. El tiempo de Dios es perfecto e inexplicable solo nos toca de esperar y confiar en él.

Te invito a que si por alguna razón tu estas pasando situaciones difíciles dentro de tu hogar, puedan ser situaciones económicas o problemas familiares que durante años en lugar de mejorar la situación ha empeorado, no te desanimes, el tiempo de Dios se cumplirá en tu vida y él te sorprenderá con su bendición

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

LO ÚLTIMO

Transporte FBI llegará a terminal de Guayaquil, Valencia y La Maná hasta Durán

A partir del martes 7 estarán reactivadas las cooperativas FBI y Rircay, con destinos a Babahoyo y Baba, en la provincia de Los Ríos;...

Por su impacto ambiental, piden a Presidente que prohíba ley a la palma aceitera

Que vete (prohíba) una legislación sobre la explotación de palma aceitera por su impacto en el ambiente es la advertencia que le hizo la...

Obra básica en la César Carriel soluciona inundaciones en Vinces

VINCES.- La alegría que rebosaba Alex Burgos fue evidente el viernes y no era para menos, pues al cabo de 39 años de vivir...

La Prefecta del Guayas da luz verde para los estudios técnicos del nuevo puente de Colimes

Susana González asistió a la sesión por los 17 años de creación de la parroquia San Jacinto. Allí anunció la intervención en mantenimiento pétreo,...