La ‘fuerza amarilla’ de luto: El taxista Henry Castillo madrugó para trabajar, pero criminales lo mataron

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
Quevedo. Henry Castillo Bustamante como todos los días salió de su vivienda con la intención de trabajar, él conducía el taxi 560 de la Cooperativa Rey desde las seis de la mañana, pues siempre tenía presente que «al que madruga Dios lo ayuda«, pero en esta ocasión madrugó para morir en manos de un asesino que le arrebató la vida de manera despiadada.
Eran cerca de las siete de la mañana de este viernes, 28 de octubre, cuando la tranquilidad de muchos vecinos del sector Santa Rosa, de la parroquia 24 de Mayo se vio interrumpida por un fuerte estruendo, previamente se había escuchado algo parecido a una detonación de arma de fuego.
Todo era incierto, nadie tenía clara la película de lo ocurrido, hubo personas que pensaban que se trataba de un accidente de tránsito, pero al acercarse a la escena lo que vieron los dejó desconcertados. Un taxista permanecía con una aparente herida por arma de fuego en su cuerpo.
La persona que estaba sin vida dentro de la unidad era Henry Castillo Bustamante, de 59 años de edad. De acuerdo a uno de sus compañeros, él habría tomado un pasajero en la salida de la Terminal Terrestre de Quevedo, quien, al parecer, por robarle lo mató.
Julio Roca, dirigente de la Cooperativa de Taxis Rey, quien tiene 27 años en esta labor, se muestra consternado tras el triste hecho delictivo del que fue víctima uno de sus compañeros, Henry Castillo.

Roca expuso que Henry Castillo fue socio de la Cooperativa de Taxis Rey por aproximadamente 16 años.
«En Quevedo la situación es difícil por la inseguridad… Las autoridades deben tomar cartas en el asunto porque esto está incontrolable«, sostuvo Julio Roca, quien enfatiza que la situación va -de mal en peor-.
Muchos taxistas están expuestos ante la inseguridad, ya que deben recorrer sectores de la ciudad que les representa constante peligro.
Redacción: aldia.com.ec
- Advertisment -

LO ÚLTIMO