Su familia lo buscó cinco días y lo hallaron sin vida dentro de un saco

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. Desde el pasado domingo los familiares de José Bravo Zambrano lo buscaron intensamente, pero fue hasta la noche de este jueves cuando lograron encontrarlo.

Janeth Zambrano, madre de la víctima, detalló para ALDIA, que eran las 18:00 cuando un amigo llegó a informarles que habían encontrado un cadáver abandonado en la vía a Buena Fe y que posiblemente se trataba de su hijo.

“Cuando llegamos, los señores de la Policía ya lo habían recogido. Vinimos a la morgue a identificarlo por medio de los tatuajes. Su cuerpo ya estaba en estado de descomposición”, relató Zambrano.

Aunque no comprende lo ocurrido, señala que, desde el pasado lunes, los vecinos empezaron a decirle que a su hijo lo habían asesinado, pero ella no quería creer.

Su búsqueda fue tan intensa que recorrió los lugares que sabía frecuentar su hijo e incluso fue hasta diferentes clínicas y llegó hasta la morgue con la finalidad de encontrarlo, pero todo fue negativo.

La mujer revela que no colocó la respectiva denuncia en la Policía porque su hijo acostumbraba a desaparecerse hasta por dos días, pero esta vez fue demasiado. “Ahora si ya me preocupé”, dijo Zambrano.

José Bravo tenía 35 años de edad, era soltero y estaba desempleado. Sus seres queridos desconocen si tenía enemigos o algún problema que haya desencadenado en tan horrendo hecho.

Entre lágrimas, la mujer detalló que: “Como todo ser humano tenía defectos, pero también tenía virtudes”

Ahora se espera que el cuerpo les sea entregado para realizar la respectiva sepultura; además, confían en que se realice las respectivas investigaciones para determinar posibles causas y responsabilidades.

 

TE PUEDE INTERESAR

- Advertisment -

LO ÚLTIMO