Universitarios de UTB-Quevedo reclaman las malas condiciones de la institución

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

QUEVEDO. El agua de los lavamanos de la Universidad Técnica de Babahoyo (UTB) extensión Quevedo cae a ‘cuenta gota’, los proyectores están de adorno, asimismo las computadoras; no hay luz, y algunos ventanales se están desmoronando, así fueron recibidos los 760 estudiantes de esta institución en su primer día de clases presenciales. 

Karime Valencia, estudiante y dirigente de la universidad, hizo un llamado de atención a través de la prensa a las autoridades competentes, describiendo todas las falencias que tiene la institución en cuanto a infraestructura. 

 ‘Hacen lo que pueden’

Los docentes de la Alma Máter traen sus equipos para poder impartir clases sin inconvenientes, ya que las computadoras y los proyectores están en desuso. Son 23 aulas que mantienen estos problemas. “Docentes y estudiantes convivimos en esta universidad, es nuestra segunda casa”, añadió Valencia. 

Los estudiantes dicen sentirse abandonados por la matriz que se encuentra en Babahoyo y piden que se los considere por ser el cantón con mayor población y que alberga jóvenes de alrededores: Mocache, El Empalme, Buena Fe, Valencia e incluso La Maná. Han recogido firmas de más del 50% del estudiantado y esperan ser escuchados.

Contraste

Sobre esto, el director de la extensión, Francisco Bustamante aclaró que respetan el pronunciamiento de los estudiantes y añadió que a raíz de la pandemia la UTB en general tuvo una reducción de presupuesto de 2 millones 200 mil dólares. 

“Este déficit afecta el mantenimiento, a pesar de esto, nuestro rector Marco Oviedo ha hecho miles de cuestionamientos para poder equiparar…la semana pasada tuvimos aquí el equipo de mantenimiento de la Matriz, vinieron a dar mantenimiento a equipos”, manifestó. 

En cuanto al problema del agua refirió que las cañerías están tapadas y las bombas tienen problemas de mantenimiento, que ya se ha gestionado con las autoridades sobre esto. “Usted sabe que en Quevedo tenemos un gran problema que es el agua y no se diga la universidad”, expresó. 

Dijo que ya se ha gestionado la adjudicación de dicho presupuesto, pero que lamentablemente en las instituciones de Estado el proceso lleva su tiempo.  (I)

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscribete para recibir las últimas noticias actualizadas en tu correo

- Advertisment -

LO ÚLTIMO